Archive for 13 abril 2009

Deseo

abril 13, 2009
Te seguiré hasta el final
te buscaré en todas partes
bajo la luz y las sombras
y en los dibujos del aire

Te seguiré hasta el final
te pediré de rodillas
que te desnudes amor
te mostraré mis heridas

Y con las luces del alba
antes que tú te despiertes
se hará ceniza el deseo
me marcharé para siempre.

Te seguiré hasta el final
entre los musgos del bosque
te pediré tantas veces
que hagamos nuestra la noche

Te seguiré hasta el final
con el tesón del acero
te buscaré por la lluvia
para mojarme en tu beso

Y con las luces del alba
antes que tú te despiertes
se hará ceniza el deseo
me marcharé para siempre
y cuando todo se acabe
y se hagan polvo las hadas
no habré sabido por qué
me he vuelto loco por nada

Te seguiré hasta el final
por la ladera del viento
para rogarte, por Dios!
que me hagas sitio en tus besos

Y con las luces del alba
antes que tú te despiertes
se hará ceniza el deseo
me marcharé para siempre
y cuando todo se acabe
y se hagan polvo las hadas
no habré sabido por qué
me he vuelto loco por nada

Y con las luces del alba
antes que tú te despiertes
se hará ceniza el deseo
me marcharé para siempre
y cuando todo se acabe
y se hagan polvo las alas
no habré sabido por qué
me he vuelto loco por nada.

Pedro Guerra

Anuncios

Son desangrado

abril 7, 2009
Un corazón quiso saltar un pozo
Confiado en la proeza de su sangre
Y hoy se le escucha delirar de hambre
En el oscuro fondo de su gozo.

El corazón se ahogaba de ternura,
De ganas de vivir multiplicado
Y hoy es un corazón tan mutilado
Que ha conseguido morir de cordura.

Qué son, desangrado son, corazón.

Hablo de un corazón que se defiende
De su vieja y usada maquinaria,
Hablo de un parto en una funeraria,
Hablo de un corazón que no comprende.

Hablo de un corazón tan estrujado,
Tan pequeñín, tan pobre, tan quién sabe
Que en su torrente casi todo cabe
Sea real o sea imaginado.

Qué son, desangrado son, corazón.

Al corazón le faltaba su oreja
Y andaba distraído por la calle
Estrangulando con pasión un talle
E incapaz de notar alguna queja.

El corazón de torpe primavera
Hizo que le injertaran el oído
Y tanta maldición oyó que ha ido
A que le den de nuevo su sordera.

Qué son, desangrado son, corazón.

Silvio Rodríguez